Consenso sobre el aborto

Los efectos sociales de la ley de 2010 están siendo dramáticos. Como era de esperar, han aumentado los abortos, en particular entre las mujeres más jóvenes. En vez de fomentar la responsabilidad y la humanización de la sociedad, la actual legislación promueve la indiferencia y la brutalidad: la violencia empieza en cuanto pensamos que podemos actuar como si estuviéramos solos en el mundo y que nada de lo que ocurre alrededor –en este caso en el propio cuerpo, lo que resulta asombroso– nos afecta. Por si fuera poco, los partidos con aspiraciones de gobierno deberían esforzarse por fomentar la natalidad y la población, que es la fuente de la riqueza, y no al revés.
Mas...